Google construirá una ciudad inteligente en Canadá

 quayside google
 Su arquitectura tendrá conectividad de largo alcance y alta velocidad, así como múltiples sensores para la medición y análisis de datos que permitan reducir la contaminación ambiental.  La inversión inicial de Alphabet Inc. para la planeación y las pruebas piloto será de 50 millones dólares.

El barrio inteligente contará con redes de comunicación de alta velocidad y conectividad de largo alcance. Allí Google reubicará su sede de Canadá, en la que actualmente tiene cerca de mil empleados.

Su diseño pretende ser un referente del modelo de la vida urbana en el siglo XXI. En materia ambiental, planean reducir la generación de desechos de vertederos en un 90%  así como las emisiones de gases de efecto invernadero un 73%. Contará con sensores en espacios públicos y edificaciones para la generación de reportes con datos sobre el monóxido de carbono, el ruido, las vibraciones y la temperatura.

Incluso, la compañía aseguró que pueden reducir el consumo del agua en un 65% en el área urbana y que al combinar el uso del suelo para sectores residenciales y comerciales podrán hasta aumentar la sombra en los días soleados o bloquear la lluvia.

El transporte priorizará a peatones, ciclistas y usuarios de autos eléctricos compartidos, para optimizar los tiempos de viaje en las calles.

Así, Google pondrán el foco en la vivienda, el transporte, el medio ambiente y los servicios basados en datos para que, a través de la innovación, en un futuro se pueda reducir el costo de vida hasta en un 14%. Internet sería el eje alrededor del que giraría todo para poner a prueba sus propias ideas.

Los habitantes de esta ciudad usarían los últimos productos desarrollados por Alphabet, como coches autónomos, mejoras en el transporte público, y por supuesto, tendrían un acceso permanente a Internet.

En estos momentos hay unas cien personas trabajando en el siguiente paso para crear esta ciudad. El proyecto se podría poner en marcha a mediados del año que viene.

Líderes de Google y del gobierno canadiense esperan que el modelo se escale a otros terrenos que puedan ser renovados a lo largo de los alrededores del Lago Ontario en Toronto, y en otros lugares del mundo.

 


C.

Deja un comentario