Mastodon, la nueva red social que quiere acabar con Twitter

Mastodon

Hace algún tiempo que Twitter viene en capa caída y a pesar de los diversos cambios y nuevos productos el pajarito no levanta vuelo. Así, el  número de seguidores de la plataforma se ha estancado y sus acciones han caído en 13%.

Según los resultados financieros de su último informe fiscal, la red social tiene la misma cantidad de usuarios activos que hace tres meses (320 millones al mes), algo que la compañía llevaba tiempo intentando evitar con una serie de cambios que no lograron el éxito esperado.

Pero, además, a la empresa de Jack Dorsey le ha surgido un fuerte competidor: Se llama Mastodon y viene pisando fuerte. “Mastodon es una red social gratuita y abierta. Una alternativa descentralizada a las plataformas comerciales”, se lee en el sitio web. Agrega que se puede elegir el servidor que el usuario desee e interactuar con todo el mundo. “Menos publicidad, más privacidad”.

Así, tiene muchas similitudes con Twitter pero también muchas diferencias:

  • Timeline (muro) cronológico y público
  • 500 caracteres por publicación
  • Posibilidad de enviar GIFs animados y videos cortos
  • Opciones de privacidad
  • Herramientas de bloqueo y silenciamiento
  • Diseño ético: sin avisos publicitarios ni rastreo
  • Abierto para aplicaciones y servicios

La red fue creada por el desarrollador de software alemán Eugen Rochko. Así,  decidió dar vida a su proyecto cuando Twitter instaló un nuevo algoritmo que impedía que los tuits se sucedieran en orden cronológico, algo que definía la naturaleza de la aplicación.

La red social de este joven alemán todavía está muy lejos de superar los tres centenares de usuarios en Twitter, pero parece que ha comenzado con buen pie.

El 31 de marzo, Rochko publicó un mensaje en la plataforma de microblogging Medium en el que explicaba cómo era su nueva plataforma. En apenas 48 horas, su número de usuarios aumentó un 73%: ya son más de 41.000 (y sigue creciendo) y más de un millón de entradas.

“La interfaz (de Mastodon) recuerda a la aplicación TweetDeck y se pueden escribir historias cortas”. Una de las principales diferencias con Twitter es es que los usuarios están distribuidos en comunidades independientes y diferentes, aunque permanecen unidos en su capacidad para interactuar entre ellos y establecer conexiones”. Una de ellas es mastodon.social. Pero hay muchas más, y funcionan como punto de entrada, con un nombre de usuario único.

Otra diferencia, según el informático, es que es un software libre y de código abierto, lo cual, según Rochko, se traduce en “libertad del usuario”, no en el valor de la aplicación. Por último, su límite de 500 caracteres (frente a los 140 de Twitter) “permiten conversaciones más matizadas y menos ‘tweetstorming’

Y mientras tanto Twitter sigue sin despegar….

C.

Deja un comentario