Nokia 8 llega el 16 de agosto

nokia 8

Este martes por la mañana Nokia envió invitaciones a la prensa para un evento a celebrarse el 16 de agosto en Londres, fecha en la cual se develará el esperado Nokia 8.

HMD Global esta finalmente listo para el lanzamiento del Nokia 8, el primer smartphone de gama alta que lanza en esta nueva etapa. Así lo han confirmado diversos medios, que ya están recibiendo invitación para el evento en el la finlandesa intentará plantarse con fuerza luego de haber vuelto a la escena de forma sigilosa con el lanzamiento de los Nokia 3, Nokia 5 y Nokia 6.

Según varios reportes y filtraciones, el Nokia 8 tendrá una pantalla QHD de 5.3 pulgadas, ejecutará la versión 7.1.1 de Android Nougat  con un lector de huellas frontal y 4GB en RAM. En cuanto al diseño, se espera un diseño similar al Nokia 6 pero con detalles elegantes.  Además integrará un procesador Qualcomm Snapdragon 835, 64GB de almacenamiento interno y soporte para memorias microSD. Utilizaría un puerto USB Tipo-C para conectividad, Bluetooth 4.1, y soporte para doble SIM.

La cámara es la pieza de hardware que puede hacer a este móvil distinguirse entre la competencia. La unión entre Carl Zeiss y HMD debe fructificar en lentes de calidad para el futuro Nokia 8. Aunque se espera que tenga doble lente que podrían servir tanto para jugar con el zoom y el modo Retrato  Además se espera incluya  desenfoque selectivo e incluso fotografías en 3D.  Hasta donde los rumores han podido adelantar, el Nokia 8 llevará una cámara principal de 13MP dual con lentes de Carl-Zeiss.

Por ahora, no hay información sobre el precio del Nokia 8, pero debería ser más alto que los US$230 que cuesta el Nokia 6. Quizá esté más cerca de los US$400 o US$500 por ser un gama alta.

HMD Global, matriz de Nokia, deberá acelerar el paso para anunciar y lanzar al mercado este Nokia 8. A fines de agosto, Samsung tiene un evento en el que se espera sea presentado el Note 8; y ya entrados en septiembre aparecería el iPhone 8.

C.

Vuelve el Nokia 3310 con todo y snake

nokia 3310

Aunque no es un smartphone, Nokia vuelve a apostar por uno de los celulares más vendidos de todos los tiempos y que le dio fama mundial: El indestructible  Nokia 3310. Y para ser fiel a sus orígenes vuelve con todo y  Snake, el famoso juego  de la serpiente que nos ayudó a soportar las largar horas de aburrimiento antes de que existieran Candy Crush o Pokemon Go.

Este celular originalmente era conocido por la duración de su batería y en esta nueva versión sigue siendo una de sus características distintivas. Cabe recordar que este dispositivo fue un éxito en el mercado y vendió 125 millones de unidades hasta el 2005. De acuerdo con su ficha técnica, el renovado Nokia 3310 cuenta con una batería extraíble que ofrece más de 22 horas de duración en conversación y hasta 31 días en espera. Este “nuevo modelo” cuenta con memoria interna de 16 MB y cámara de 2 megapixeles. Viene en cuatro colores y tiene radio, reproductor MP3 y Bluetooth. Y por supuesto, una versión renovada de Snake, el clásico juego de la serpiente. Además viene con una pantalla a color la del original era monocroma- pero no mucho más grande que la del clásico, junto a un teclado físico y un sistema operativo que si no es el Symbian, se le parece muchísimo. El precio de lanzamiento es de 49 euros.

Desde finales de la década de 1990, Nokia dominó el mercado de los teléfonos celulares con sus dispositivos compactos y asequibles.  Pero la aparición de los smartphones, principalmente el iPhone de Apple en 2007, hizo que la supremacía mundial de Nokia se acabara. Además intentó volver al aliarse con Microsoft y lanzó el “Lumia” que no tuvo el éxito esperado.

Ahora, la marca finlandesa ha vuelto, pero esta vez de la mano de la también finlandesa HMD Global.

C.

Nokia apuesta por la tecnología en el mercado de consumo

Nokia-logo

Hace casi un mes, Nokia anunció su alianza con Android con el objetivo de lanzar al mercado nuevos smartphones baratos para las regiones de regiones del Asia Pacífico, Medio Oriente, África, India, algunos países de Europa y América Latina. Esto se daba luego  de vender su división de telefonía móvil a Microsoft el año pasado.  A su vez, Microsoft también decidió dejar la telefonía móvil y anunció en un comunicado que vendía su parte a HMD Global y al chino Foxconn (grupo Hon Hai).

Sin embargo, esto no es lo único nuevo que trae Nokia en el mundo de la tecnología como marca de consumo y actualmente se encuentra en pleno proceso de reestructuración e innovación a otros campos que van más allá del mundo de los smartphones.

Así, adquirió Withings, una compañía francesa de tecnología para la salud que cuenta con un reloj inteligente llamado Withings Activité Pop, el cuál tiene un diseño elegante, una buena duración de la batería, es resistente al agua y funciona como un reloj convencional pero se sincroniza a través de Bluetooth como un monitor de actividad física inteligente.  Otros de los productos de esta empresa son pesas inteligentes que  mide cómo la sangre se mueve alrededor del cuerpo. Y esta medición —conocida como PWV— es fundamental para la salud cardiovascular. El precio de compra de Withings fue de US$191 millones y fue realizado a fines de abril del presente año.

Otros de los productos adquiridos por Nokia tiene que ver con la realidad virtual. Así compró Ozo,  una cámara en forma de esfera que es capaz crear películas y juegos en 3D que pueden ser vistos a través de dispositivos de realidad virtual. Este apararo permite  grabar video y audio en 360 grados con la ayuda de ocho sensores y micrófonos. Ozo cuesta US$60,000, así que es un producto dirigido a las grandes compañías.

Actualmente los wearables y la realidad virtual son dos de las grandes tendencias este año, por lo que parecería acertadas las decisiones de compra de Nokia. Sin embargo aún nada esta dicho y solo queda esperar para ver el resultado de estas nuevas acciones. ¿Podrá el gigante finlandés volver a ocupar uno de los lugares principales en el mundo de la tecnología? Solo el tiempo lo dirá.

C.

Nokia compra Alcatel-Lucent

Nokia-logoNokia anunció que  comprará Alcatel-Lucent en una transacción completamente en acciones valorada en U$D 16,600 millones con el objetivo de competir contra Ericsson. Así, Nokia alcanzará 114,000 empleados y unas ventas conjuntas de unos 26,000 millones de euros.

En lo que se refiere a cuota de mercado, Nokia se colocaría en segundo lugar con una cuota de 35% por detrás de  Ericsson, con un 40%, y por delante de Huawei, con un 20%, según la firma Bernstein Research.

Se espera que después de esta millonaria oferta los actuales accionistas de Alcatel reciban por sus títulos un 0,55 de acciones, de forma que los propietarios de Nokia se queden con el 66,5% de las acciones de su nueva compañía, dejando a los actuales accionistas de Alcatel con el 33,5%. El acuerdo se concretaría antes de julio del 2016 y se espera que genere un ahorro de  900 millones de euros en costos operativos para fines de 2019.

El objetivo de esta compra es expandir la infraestructura de su negocio de telefonía móvil y redes de banda ancha, además de que reforzara su presencia dentro de algunos mercados clave como China, la Unión Europea y Norteamérica mediante contratos con AT&T y Verizon, y acceso al negocio de extensión de líneas de internet de Alcatel que se encuentra en crecimiento.

El primer objetivo de Nokia era adquirir el negocio inalámbrico de Alcatel-Lucent, pero fue rechazado, llevando a un acuerdo más amplio, aseguró en una entrevista a Reuters el presidente ejecutivo de Alcatel, Michel Combes.

 Nokia se comprometió a mantener a Francia como “un centro vibrante de la compañía combinada” y no recortar empleos más allá de los que Alcatel tenía previstos ya, protegiendo especialmente los centros de investigación y desarrollo de Villarceaux y Lannion.

Alcatel-Lucent tiene unos 6,000 empleados en Francia. Mantener los puestos de trabajo fue una exigencia clave del Estado francés para respaldar el acuerdo.

Luego de vender su negocio de móviles a Microsoft, el cuál no ha tenido los resultados esperados, Nokia busca ahora convertirse en líder mundial en el sector de redes de telecomunicaciones.

C.