Nintendo lanza primer videojuego para móviles

Nintendo_miitomo

Miitomo, el primer videojuego para móviles de Nintendo llegará al mercado en marzo del 2016. Una de las estrategias de la compañía es impulsar las ventas entrando al mercado de dispositivos móviles. Para esto, la compañía japonesa firmó una alianza con el desarrollador DeNA para tener listos cinco juegos en el mercado en 2017, y uno sería presentado a finales de este año y los otros cuatro saldrían en los meses siguientes.

El presidente de DeNA, Isao Moriyasu, describe a “Miitomo” como una experiencia social “con énfasis en entretenimiento”. El juego se basa en los personajes “Mii” que Nintendo viene impulsando desde la consola Wii, pequeños avatares diseñados por el propio usuario. La idea es que a través de la nueva app, los usuarios puedan interactuar con sus amigos en el entorno virtual. Así, los jugadores pueden agregar varios elementos como minijuegos y hacer compras dentro de estos, siendo la venta de ropa el primero de estos eventos.

Por su parte, Tatsumi Kimishima, actual presidente de Nintendo tras la muerte de Satoru Iwata, añadió que el avatar le hará una serie de preguntas al usuario, y las respuestas serán transmitidas a los amigos registrados, para que de esta forma puedan iniciar una conversación y crear relaciones más “profundas”. La idea es que los jugadores sepan aspectos desconocidos de sus amigos o temas en común de los que normalmente no hablan.

El juego podrá descargarse gratuitamente y Nintendo prevé que sea adoptado por los usuarios de sus consolas, porque hay más de 200 millones de Mii creados alrededor del mundo.

Kimishima también presentó My Nintendo, que sustituye a Club Nintendo, el servicio de fidelización de la empresa que cerró en septiembre pasado. Con esta nueva opción, los jugadores podrán ganar puntos al registrar sus juegos o consolas en la cuenta, así como utilizándolos, para canjearse por premios.

C.

 

¿Qué es Big Data?

big-data

Big Data se usa actualmente para nombrar la acumulación y análisis de grandes cantidades de datos. También conocido como “datos a gran escala”, el término Big Data comenzó a surgir en los años 90 cuando John Mashey publicó un artículo titulado Big Data and the Next Wave of Infrastress en el cual, Mashey hacía referencia a cómo iba a cambiar la infraestructura física y humana debido a la gran cantidad de datos que se veía venir, y que era imposible de manejar con los instrumentos de gestión de uso de esa época.

La idea detrás del Big Data es que gracias al avance de la tecnología, existe un nuevo enfoque de entendimiento y toma de decisiones, los cuales son utilizados para describir enormes cantidades de datos que tomaría demasiado tiempo y sería demasiado caro cargarlos en una base “normal” o “relacional” para su análisis. En estas bases gigantes y complicadas, entra el Big Data en todo su esplendor y agrupa toda aquella información que no puede ser procesada o analizada utilizando procesos o herramientas tradicionales.

Big Data no se refiere a una cantidad específica y utiliza el lenguaje de petabytes y exabytes de datos. En términos de bytes estas serían las medidas:

Gigabyte = 109 = 1,000,000,000
Terabyte = 1012 = 1,000,000,000,000
Petabyte = 1015 = 1,000,000,000,000,000
Exabyte = 1018 = 1,000,000,000,000,000,000

Más allá del volumen de información, los datos pueden ser recopilados de varias fuentes y aplicados a varias disciplinas. Así, se pueden obtener de dispositivos móviles, sistemas GPS; sensores, equipos industriales, automóviles, etc; los cuales pueden medir la temperatura, humedad, cambios químicos, ubicación, posición, etc. Analizar estos datos requiere que la velocidad de respuesta sea lo suficientemente rápida para obtener información en el momento preciso, siendo el uso del Big Data más que relevante en estos casos. Gracias al análisis de esta minería de datos, podemos descubrir patrones de comportamiento y lograr predicciones, basada en la información que nos dan estos grandes volúmenes de conjuntos de datos.

Existe mucha información sobre análisis, presentación, tipos de datos y fuente de estos. La información puede ser generada por las personas cuando envían correos electrónicos, mensajes en whatsapp o publicaciones en redes sociales. También existen las transacciones de dinero o cualquier actividad financiera que realicemos, datos generados por internet, datos generados por máquinas a otras máquinas (M2M) al enviar información a través de sensores sobre temperatura, luz o sonido entre otros. Finalmente se encuentran los biométricos, los cuales provienen de los datos de seguridad, defensa y servicios de inteligencia. Esta información es constante y enorme por lo que el Big Data interviene para el análisis respectivo.

Aquí les dejo un esquema que realizó IBM para clasificar de donde provienen los tipos de datos del Big Data

Big-Data-Tipos

El análisis de estos datos es muy útil para diversas industrias, desde el punto de vista empresarial cuando se analizan las redes sociales de estas y las grandes bases generadas por las ventas cruzadas de la misma compañía; o la información que generan sus propios trabajadores. En deporte cuando se analizan las estadísticas de los partidos de fútbol, las cuales son relevantes a la hora de toma de decisiones para los entrenadores. También se puede aplicar en medicina para investigar el comportamiento de una pandemia y ser capaz de predecir la actividad de la enfermedad en cuestión. O en el caso de seguridad para plantear sistemas de defensa a diversos tipos de ataques desde informáticos hasta de guerra.

Como ven, el Big Data es impresionante y ayuda a la gente (especialmente a los investigadores) a descubrir cosas que les podrían haber tomado años en descubrir por si mismos sin el uso de estas herramientas, debido a la velocidad del análisis. Además con el auge del Internet de las cosas, estoy segura, de que el Big Data será aún más importante en los próximos años.

C.

¿Qué es el Internet de las cosas?

internet-de-las-cosasInternet de las cosas (IoT por sus siglas en inglés) es un concepto muy actual en el mundo donde vivimos. La idea es que todos los objetos se conectan entre ellos y con Internet para ofrecer información en tiempo real. Hoy en día hay muchas cosas se conectan a Internet desde smartphones, tablets, laptops, televisores e incluso autos. Si vamos un poco más allá, el deporte es un gran ejemplo de Internet de las cosas. Así, un caso interesante es el de la empresa Zepp Labs, que actualmente está enfocada en crear sensores minúsculos alojados en balones, instrumentos o ropa de jugadores para poder recaudar datos, estadísticas e información que este tipo de dispositivo pueda brindar. Asimismo, Nike+ Running, Runkeeper, Sportstracker, entre otras aplicaciones populares entre los corredores, también impulsan el ioT al darnos información sobre la distancia, calorías, velocidad, ritmo cardíaco, distancia recorrida, fotos, etc. Todo alojado en la nube.

El concepto de Internet de las cosas fue propuesto por Kevin Ashton del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) en 1999. En un mundo ideal, cada objeto estaría conectado a Internet y tendría una IP específica con dispositivos de identificación y sabríamos exactamente la ubicación, rendimiento, si está prendido o apagado,  estadísticas de uso y toda la información que podamos obtener. Además podríamos darle instrucciones para que realice diversas acciones, como decirle a nuestra cafetera que comience a moler el café a cierta hora y así sucesivamente. Se calcula que en 2020, entre 22,000 y 50,000 millones de dispositivos se conectarán a Internet con el fin de proporcionar a los usuarios una serie de servicios y aplicaciones inteligentes sin precedentes.

El Internet de las cosas presenta retos culturales y tecnológicos. Llega para quedarse y cambiar los procesos no solo de las empresas como tal a la hora de automatizar los sistemas de producción, también en nuestra vida cotidiana. Uno de los grandes retos que trae este sistema es el tema de la seguridad. Dada la infraestructura que trae este tipo de tecnología puede ser vulnerable a robo de datos tanto personales como industriales, virus u otros ataques. Lo importante es crear las herramientas de protección necesarias como el cifrado de datos, mejores medidas de autenticación de los usuarios,  IPS estandarizadas y probadas para garantizar la seguridad de los usuarios ante estos nuevos cambios, una tarea difícil más no imposible.

C.

La historia del meme

meme-no-joven
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma en la que nos comunicamos y nuestro sentido del humor profundamente. Así, la gente cambió el switch y decidió publicar todo en un muro, en un tweet, en un blog, en una foto. Hasta el lenguaje cotidiano cambió. Así, en una noche de chelas, te dicen: “y puse una poker face”, “me siento foreveralone” o “estoy actuando como el bebe bipolar”. Todos nos volvimos creativos. Las redes sociales nos dieron licencia y podemos inventar cosas. Una situación anecdótica, política o deportiva inspira a la creación de una una idea que puede evolucionar y que es tremendamente viral y propagable: El meme.
Como buena nerd hice una pequeña investigación acerca de este fenómeno “ciber-cultural” que viene arrasando en los últimos tiempos:
El término meme surge en 1976 en el libro “The Selfish Gene” de Richard Dawkins.  Por la semejanza fonética con ‘gene’ (gen). La idea es que los memes, como los genes con la información genética, son las unidades mínimas de transmisión cultural. Para que un meme sea válido debe cumplir con las siguientes características:
  • Un meme es una idea que puede evolucionar y que es tremendamente viral y propagable. Si un meme sirve para que mi contenido llegue a más personas, en buena hora.
  • Un meme no se crea, surge y esto es más por reacción que por invención.
  • Un meme tiene que ser viral. No valen los textos largos, estresantes y aburridos. Es importante mantener la perspectiva y lo que se quiere transmitir.
  •  El antropólogo Roberto Bustamante  enfatiza que “el concepto meme tiene que ver con la información que se repite. Por ejemplo, un rezo puede ser un meme”.  Y un hipervínculo, video, imagen, web o hashtag.

Los medios son los aliados de los memes. Se habla de lo mainstream, y de un adaptación cultural. No es casualidad que muchos programas en general tengan una sección de “los videos más populares en internet” o que en Publimetro, salga al menos, una vez a la semana una nota relacionada con los memes. Por ejemplo, esta semana, han llovido ideas sobre la carrera de Fórmula 1 este fin de semana.

Los memes son parte del imaginario de las personas. Son creados sobre la base de lo que pensamos y extienden esas ideas. Son parte de la rutina y de la comunicación. Si bien los memes no son necesariamente solo para bromas, los graciosos son los más populares. Hechan a volar la imaginación de la gente. Afectan considerablemente mi productividad pero vaya que me ponen de buen humor.

Para que se rían un rato, les dejo la lista de los 16 meses más exitosos del 2014 según Mashable. El gran ganador, Alex from Target.

C.