BMW lanza el primer MINI Cooper eléctrico

El MINI Cooper SE es el nuevo coche eléctrico de MINI, con hasta 270 kilómetros de autonomía

El primer modelo 100 % eléctrico de MINI Copper ya está aquí, sesenta años después del lanzamiento del modelo original de la marca británica. Se llama MINI Cooper SE y promete ofrecer todas las cualidades típicas de los MINI pero adaptadas a la movilidad urbana cero emisiones.

El sistema de propulsión del nuevo MINI Cooper SE combina un motor eléctrico de 135 kW ó 184 CV y 270 Nm, con una transmisión de una marcha que envía la fuerza al eje delantero y con una batería de iones de litio de 32,6 kWh ubicada en el suelo del vehículo. La autonomía, calculada en ciclo WLTP y convertida a NEDC, es de entre 235 y 270 kilómetros.

El tiempo de carga completa es de 3 horas y media (80 % en 2,5 horas) en un enchufe convencional, si bien a través de la carga rápida de 50 kW se puede recargar un 80 % de la capacidad de la batería en 35 minutos.

El nuevo MIni Cooper SE cuenta con una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos, con un 0 a 60 km/h en 3,9 segundos, y una velocidad máxima de 150 km/h. Cabe apuntar que el peso del coche es de 1,365 kilogramos incluidas las baterías, lo que supone únicamente 145 kilogramos adicionales con respecto al MINI 3 puertas con motor de combustión y transmisión automática Steptronic.

Como otros modelos eléctricos del mercado, el SE ofrece dos niveles de recuperación de energía (seleccionables mediante un mando a la izquierda del botón Start/Stop) que, según la marca, permite la conducción de pedal único, es decir, que evita el uso del pedal del freno en gran medida debido a la capacidad de retención del coche cuando se levanta el pie del acelerador.

El modelo, basado en el Mini Cooper 3 puertas y fabricado en la misma planta de Oxford (Inglaterra), luce una serie de detalles específicos para diferenciarse del resto de hermanos de la gama, como la parrilla delantera cerrada con una línea decorativa en amarillo (también en las carcasas de los retrovisores), el logo ‘MINI Electric’ en relieve o diversos distintivos de la versión.

La toma de carga, ubicada sobre la rueda trasera, está en el mismo lugar que la boca del depósito de combustible de las versiones con motor térmico. En este caso MINI destaca que los bajos del vehículo están carenados y el alerón trasero tiene un diseño específico para reducir la resistencia aerodinámica.

Cuenta con un  cuadro de instrumentos digital con pantalla de 5.5 pulgadas e indicadores específicos como el del nivel de carga de la batería, el modo de conducción seleccionado, el estado de los sistemas de asistencia o la autonomía restante, entre otros. El cuadro, además, ofrece información al cargar la batería (como el porcentaje de carga o el tiempo restante) y cambia de color en función del nivel de carga.

Finalmente cuenta con un sistema acústico para protección de peatones, faros LED, llantas de aleación ligera de 16 ó 17 pulgadas en diseño específico, climatizador bizona, freno de mano eléctrico, calefacción con bomba de calor o navegador Connected Navigation con servicios conectados, pantalla de 6,5 pulgadas (8,8 pulgadas en opción) y compatible con Apple Car Play.

C.

Deja un comentario