La historia del correo electrónico

Correo-Electronico

El fin de semana falleció Ray Tomlinson de 74 años falleció de un ataque al corazón. Internet está de luto, ya que él inventó el correo electrónico en 1971.

Uno de los elementos básicos de nuestro ecosistema digital nació por casualidad. Resulta que Tomlinson, ingeniero del MIT, trabajaba por ese entonces en Arpanet, una red a servicio de investigadores y militares que más tarde daría origen a Internet. Sin el  conocimiento de sus jefes, Tomlinson trabajó en secreto y en octubre de 1971 consiguió intercambiar mensajes entre varios ordenadores, para lo cual utilizó la arroba como símbolo que separaría el nombre del destinatario del correo electrónico del de la computadora receptora (servidor).

El primero de estos correos de pruebas consistió en las letras que componen la línea superior del teclado “QWERTYUIOP”. Según su inventor fue enviado a través de un programa llamado SNDMSG (Send message) que él mismo escribió. Tomlinson no consideró realizar un invento importante a pesar, de que en ese entonces, no existía la manera de enviar mensajes de manera unipersonal y a otra computadora de una red. El resto es historia conocida. 45 años después, su invento se sigue usando y cada vez, existen métricas más sofisticadas para medir su efectividad. No en vano, los correos electrónicos son parte esencial de una estrategia de marketing digital y más aún, son el medio más directo para obtener el ROI.

El correo electrónico llega inmediatamente al destinatario, su producción suele ser a un costo muy bajo, permite adjuntar archivos que incluyen imágenes o videos y se pueden revisar desde cualquier parte del mundo. Además, nos permite cuidar el medio ambiente gracias al ahorro de papel. Es parte de los sistema del CRM y una buena segmentación puede hacer que una empresa genere una gran cantidad de ventas. Hay tantas ventajas y beneficios en el correo electrónico, que no nos queda más que agradecerle a Ray Tomlinson por su maravilloso invento.

Descansa en paz,

C.

Deja un comentario