Edge Chromium de Microsoft llega para todos

Edge Chromium y, como su nombre lo indica, está basado en Chromium, un sistema de código abierto y gratuito y desarrollado por Google.


La nueva versión del navegador Edge de Microsoft  está disponible desde el 15 de enero para Windows y Mac. Se trata de Edge Chromium y, como su nombre lo indica, está basado en Chromium, un sistema de código abierto y gratuito y desarrollado por Google. Es compatible con Windows 7, Windows 8, Windows 10 y macOS. Se puede descargar, sin costo, desde la página de Microsoft.

El anuncio de esta versión se hizo en 2018. Desde abril del 2019 venía circulando una versión beta , por lo que para muchos usuarios el lanzamiento no será una novedad, solo una actualización. Además la versión estable ya se puede utilizar tanto en Windows y Mac, así como en iOS y Android. Según destaca la compañía, esta versión suma velocidad y rendimiento, gracias a su mejor compatibilidad con sitios web.

A pesar de la posición de ventaja que tiene Microsoft sobre la competencia gracias a Windows, el sistema operativo más utilizado del mundo, Microsoft Edge solo es usado por el 2,3% de los usuarios, muy por detrás de Mozilla Firefox o Google Chrome.

Aunque el nombre sea el mismo, Microsoft Edge es ahora un navegador completamente distinto que deja atrás EdgeHTML (una bifurcación de Trident) para usar Blink (una bifurcación de WebKit), el motor de renderizado que utiliza la mayoría de la gente para navegar por la Web.

Las ventajas son claras: todos los problemas de incompatibilidad desaparecen. Ahora se podrá sincronizar el historial y las extensiones que se usen en Chrome. En cuanto a las posibles razones para elegir Edge sobre Chrome destacan las siguientes: es más ligero, tiene un editor de PDFs más avanzado, modo lectura, permite reproducir contenido de Netflix en 4K, tiene compatibilidad con Dolby Audio y Dolby Vision; y una política de privacidad más dura que previene el seguimiento.

Hay otras funciones que llegarán más adelante como la herramienta Colecciones, que permitirá organizar contenido web para mandarlo a otros programas como Excel o Word.

Decidí probar el nuevo navegador y escribir este post desde ahí. Les dejo algunas de mis impresiones:

Edge Chromium de Microsoft llega para todos

Digamos que el home es una fusión entre Edge y Chrome. La mayor ventaja de este navegador es que combina lo mejor que tenía ese Edge clásico, con algunas de las mejores cosas de Chrome, y lo logra ofreciendo un consumo relativamente menor de recursos.

Por ejemplo, Edge Chromium incluye un modo lectura muy completo para leer los artículos en sitios web sin distracciones, con múltiples preferencias para el texto tanto en tamaño de letra como en colores de fondo y resaltado como el Edge anterior. Además de eso cuenta con una función única de lectura en voz alta que se configura para que diferentes tipos de voces lean todo el texto en pantalla y puede resultar muy útil en diferentes ocasiones y para personas que no pueden leer el texto. Algo que no tienen otros navegadores populares. Finalmente permite sincronizar y guardar todo en la cuenta.

Edge también parece gozar de una carga menor al haberse deshecho de todos los servicios de Google que se ejecutan en Chrome. El consumo de recursos de este navegador tiende a ser menor por pestaña y aplicación y al abrir montones de pestañas, se hace más significativa. Por ejemplo, usando las mismas 10 extensiones y abriendo las mismas 12 pestañas, Edge llega incluso a consumir hasta 100 MB menos de memoria, su uso de CPU es menor y Windows 10 lo identifica siempre como un programa con baja o muy baja tendencia al consumo de energía.

Otra de las maravillas de este navegador son los menús y la forma en la que muestra las opciones y configuraciones disponibles, especialmente a la hora de instalar aplicaciones web progresivas. Así, solo tienes que ir al menú de Aplicaciones y seleccionar Instalar esta página como aplicación. Es mucho más intuitivo, especialmente cuando el navegador no detecta automáticamente que estás frente a una PWA y no te muestra el botón de instalación en la barra de URL. También cuentas con opciones para elegir que se borren todos tus datos de navegación al cerrar Edge.

La barra de direcciones de Edge soporta una infinidad de motores de búsqueda, pero por defecto usa Bing y encontrar la opción para cambiarlo puede ser un reto (esto es una desventaja de Edge Chronium). Así, tienes que ir a Privacidad y servicios, bajar hasta la última opción: Barra de direcciones, y ahí vas a encontrar las opciones para administrar motores de búsqueda. Algo tedioso para los que no son fans de Bing.

Creo que uno de los grandes goles de Edge Chromium es la privacidad. En el apartado de esta hay tres opciones de prevención de seguimiento de Edge, que te ofrecen tres tipos de perfiles, incluyendo uno estricto que bloquea todo tipo de rastreadores. Además, incluso el modo equilibrado se activa por defecto, algo que no pasa en Chrome.

Basarse en Chromium ha supuesto un renacimiento para Edge, que nunca fue un navegador malo, pero tampoco uno que se destacara por encima de casi cualquier otra alternativa, especialmente por su casi nulo soporte de extensiones.

Edge no es ni el primero ni será el último navegador alternativo en basarse en Chromium, por lo tanto al hablar de él tenemos que hablar del mismo Chrome, y de alternativas como Opera, o Vivaldi o incluso Brave. Todos estos tienen en común que se basan en el proyecto open source de Google, pero quien los haya probado sabe que ofrecen experiencias bastante diferentes.

El Edge basado en Chromium probablemente sea el mejor navegador que ha producido Microsoft en su historia, y tras el mal sabor que nos dejó Internet Explorer, y la indiferencia que causó el Edge clásico, parece que esta vez si estamos nuevamente frente a una opción competitiva.

C.