Google cierra un semestre de ensueño gracias a la publicidad

google-logo

Alphabet (La matriz de Google) anunció este jueves que sus beneficios en el primer semestre del 2016 alcanzaron los U$D 9,084 millones, un 22 % más que en el mismo periodo del año anterior, impulsada principalmente por los buenos resultados que ha tenido en publicidad. Así, la compañía indicó el jueves que de los U$D 21,500 millones en ingresos durante el segundo trimestre de este año, U$D 21,315 millones procedieron de Google y tan solo U$D 185 millones de otras operaciones.

El gigante del internet ha sabido atraer millones de empresas a sus plataformas de publicidad y ser líder en el sector digital no solo en publicidad sino también en equipos gracias a su sistema operativo para móviles: Android. Según la compañía,  Android está instalado en más de mil millones de dispositivos, lo que otorga a la empresa y a su navegador (Chrome), en el que aparecen los anuncios, una gran ventaja. Además, paga a Apple para que este navegador aparezca por defecto en los teléfonos iPhone. La compañía ha dicho que más de la mitad de las búsquedas en su navegador proceden ya de dispositivos móviles.

Google controla alrededor del 31 % del mercado publicitario digital mundial valorado en  U$D 187,000 millones pero ha perdido parte de terreno ante el creciente empuje de competidores como Facebook, que superó este miércoles las expectativas del mercado con unos beneficios semestrales de  U$D 3,565 millones  un 189 % más que el año anterior gracias también a la buena marcha de sus ingresos publicitarios.

Cabe recordar que Alphabet también incluye otras empresas como Calico, dedicada a la investigación sobre la longevidad,  los  dispositivos inteligentes para el hogar  llamados Nest y Fiber; a Google X, la división de investigación que desarrolla  proyectos como el vehículo autodirigido; Google Ventures, el brazo de capital de riesgo de Google; y Google Capital, una división que invierte en las fases finales de financiación de empresas emergentes (start-ups).

C.

Deja un comentario