Herramientas para hacer Home Office

 home office

En épocas de Coronavirus y de cuarentena hay surgido muchas dudas en las empresas y sus trabajadores. Una de las más comunes es ¿Qué herramientas puedo usar para hacer Home Office? y pues aquí poniendo mi granito de arena hice una investigación y con base en mi experiencia personal les dejo una lista de mis preferidas. Asimismo, muchas de estas compañías, han hecho gratuitas sus herramientas premium para poder afrontar mejor esta pandemia.

Sin más que decir aquí se las dejo:

Herramientas de organización

  • Teams: Microsoft anunció que, durante la pandemia del COVID-19, pondrá a disposición de la población Teams, una plataforma de trabajo colaborativo. La versión gratuita brinda chat ilimitado, llamadas de audio o video en grupo o uno a uno integradas, 10 GB de almacenamiento de archivos en equipo, y 2 GB de almacenamiento de archivos personales por usuario. También reciben colaboración en tiempo real con las apps para web de Office, que incluye Word, Excel, PowerPoint, y OneNote. Teams es parte de Office 365. Quienes cuenten con esta licencia tendrán acceso a este sistema. Pero ahora, por medio de esta decisión, se extenderá el acceso también para usuarios y organizaciones que no cuenten con esta opción. Yo he usado Teams en la chamba y si la dominas bien, te puede ir excelente.
  • Trello: Es un software de gestión de proyectos que permite a los equipos organizar y asignar tareas, rastrear el progreso del proyecto y crear flujos de trabajo. Se actualiza en tiempo real y es posible, por esta vía, adjuntar documentos, compartir comentarios y hacer listas de tareas con fechas de entregas.
  • Libre Office: Es un paquete de software de oficina gratuito y de código abierto que surgió en 2010 de OpenOffice.org. Cuenta con un procesador de texto (Writer), un editor de hojas de cálculo (Calc), un gestor de presentaciones (Impress), un gestor de bases de datos (Base), un editor de gráficos vectoriales (Draw) y un editor de fórmulas matemáticas (Math).
  • Workplace: De Facebook, es un suite completo de herramientas para organizaciones y tiene una versión gratuita para Organizaciones No Gubernamentales. Brinda Workplace de forma gratuita a todas las instituciones educativas y sin fines de lucro a nivel mundial para que puedan estar conectadas siendo parte de una iniciativa del proyecto Workplace for good.
  • Slack: Uno de mis favoritos sentimentales. Tiene una versión gratuita y dos versiones pagas (estándar o premium). Se trata de una herramienta de comunicación y gestión de proyectos compartidos que puede ser de utilidad para el trabajo en equipo. La versión sin costo ofrece algunas limitaciones como que sólo permite ver los 10 mil mensajes más recientes y no la totalidad del contenido como ocurre con las versiones pagas. No tiene canales compartidos, ni grupos de usuarios compartidos o gestión de usuarios. Pero sí permite hacer videollamadas aunque sólo uno a uno. A su vez ofrece almacenamiento de archivos de hasta 5 GB.

Videollamadas durante el Home Office

  • Skype: La madre de las herramientas de teleconferencias, aunque personalmente, cada vez que la escucho me siento tan 2010. La versión gratuita de Skype permite hacer videollamadas de hasta 50 personas, en tanto que en la versión paga el límite es de 250. Si es solo una llamada de audio entonces se puede conectar con hasta 25 personas en simultáneo. El servicio también habilita la opción de grabar la videollamada así como compartir la pantalla con los usuarios con los cuales se está conversando. Muchas empresas también utilizan Skype Empresarial que te permite conectarte con compañeros de trabajo o socios comerciales.
  • Hangouts: Esta aplicación permite hacer videollamadas de hasta 10 personas en simultáneo. Es sencilla de usar y está vinculada a la cuenta de Gmail con lo cual muchos ya cuentan con este servicio. Además debido al Coronavirus, Google ha hecho que la versión premium llamada Hangouts Meet sea gratuita hasta el primero de julio. Esta versión te permitirá reuniones más grandes para hasta 250 participantes por llamada, transmisión en vivo para hasta 100K espectadores dentro del dominio y grabar reuniones en Google Drive. Solo debes elegir qué función tienes dentro de la empresa y listo para configurar.
  • Zoom: Zoom es otra de mis favoritas y la uso muchísimo cuando hago Home Office. Este programa unifica las videoconferencias en la nube, reuniones en línea sencillas, mensajería de grupo y una solución de sala de conferencias definida por software en una plataforma fácil de usar. Además permite escribir mensajes al mismo tiempo y compartir cualquier archivo con los demás usuarios. La interfaz es muy fácil de utilizar y te puedes registrar utilizando Gmail o una cuenta de Facebook. También ha puesto su granito de arena por el coronavirus y ha puesto a varias funciones extra al servicio de la comunidad las cuales puedes encontrar aquí.

Así que si ya sabes, durante la cuarentena, a menos que sea estrictamente necesario que vayas a la oficina, puedes usar estas herramientas de Home Office y tener un día productivo sin contratiempos. Yo por ejemplo trabajo mucho en casa desde hace años e incluso puedo ser más productiva que en la oficina y no tengo que compartir mi café con nadie.

¿Cuál es tu favorita?

C.

Intel, Qualcomm y Google se unen contra Huawei

Huawei

El día de ayer Google anunció que ya no participará en negocios con Huawei que requieran la transferencia de productos de hardware y software, excepto aquellos cubiertos por licencias de código abierto. Google también dejará de proporcionar asistencia técnica y colaboración para los servicios de Android y del gigante de internet que soporta el sistema operativo. Así, la próxima versión de teléfonos inteligentes de Huawei fuera de China perderá el acceso a aplicaciones y servicios populares, como Google Play Store y Gmail,

En cualquier caso, el veto no es solo de Google a nivel de software. También incluye a las transferencias de hardware, y otras empresas como Intel, Qualcomm o Broadcom también han anunciado que seguirán los mismos pasos de Google, así como Western Digital, Micron Technology o Infineon Technologies.

Todo este problema comenzó el pasado jueves 16 de mayo, cuando Donald Trump firmó una orden ejecutiva que otorgaba poder al Gobierno Federal para evitar que las operadoras del país compren equipos de telecomunicaciones de fabricación extranjera. No se mencionaban fabricantes, pero teniendo en cuenta que el Gobierno de los Estados Unidos lleva años obstaculizando la venta de sus dispositivos, parecía evidente que tarde o temprano iba a volverse contra el fabricante chino.

La orden ejecutiva no imponía automáticamente restricciones a la compra-venta de equipos de telecomunicaciones, sino que daba al secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, cinco meses para establecer qué compañías debían estar sujetas a las nuevas limitaciones por suponer un peligro para la seguridad del país. Sin embargo, en una decisión posterior, el Departamento de Comercio incluyó a Huawei en una lista de compañías, así como a personas a las que se vetaba el acceso a tecnología estadounidense.

Pero la razón por la que se están centrando sobre todo en Huawei viene de más atrás. Algunos informes han apuntado a que la empresa instalaba chips espía en servidores utilizados por empresas como Amazon o Apple, y aunque Huawei siempre ha defendido su inocencia, esto no ha evitado que desde el Gobierno de Estados Unidos se les acuse de espionaje.

En el terreno tecnológico, EEUU lidera una campaña global para impedir que las compañías chinas, como Huawei, se hagan con el control de las redes 5G, que permiten navegar por internet con mucha más velocidad y podrían facilitar el desarrollo de vehículos autónomos y técnicas para hacer cirugía por control remoto.

Esto implica que Huawei, que fabrica sus propios procesadores y módems bajo la marca Kirin y por ahí se salvará al menos en parte, no podrá usar componentes que sí ha requerido hasta ahora para otros menesteres, como la fabricación de sus ordenadores portátiles, que usan Windows (empresa americana) y procesadores Intel (empresa americana). Los servidores que fabrica Huawei, por cierto, también usan procesadores de Intel.

Hace un año, la República Popular China ya anunció que también estaba trabajando en un plan B oliéndose el posible desenlace que ahora conocemos. Sin embargo parece que aún no han terminado esta automatización.

C.

Gmail cumple 15 años

Gmail cumple 15 años

El lunes pasado, Gmail, uno de los productos más emblemáticos de Google, cumplió 15 años. Lo que muchos pensaron que era una broma (Se lanzó el 1ero de abril, día del April’s fool en USA) terminó siendo un día histórico.

Gmail llegó el primero de abril del 2014 con 1 GB de almacenamiento para mensajes, algo revolucionario, comparado con los 2 MB que ofrecía Hotmail de Microsoft, el líder de la época gracias a contar detrás con un gigante como el de Redmond, y sobre todo, por el hecho de que posibilitara el acceso a MSN Messenger. Así, tomo a todos por sorpresa y en junio de ese mismo año, Microsoft tuvo que anunciar una subida de almacenamiento de 2 a 250 MB. Yahoo, por su parte, lo había incrementado un mes antes hasta 10 MB. Hotmail no se recuperó del “golpe” hasta 2006, cuando subió a 1 GB el almacenamiento gratuito, pero para entonces Gmail ya contaba con 2 GB. Durante todo ese tiempo, Microsoft cobraba 20 dólares por lo que Google ya ofrecía gratis, y mejor.

Una de las grandes ventajas de Gmail es que permitía enviar cualquier tipo de archivo como fotos, canciones, etc. Sin embargo, lo que hizo para muchos especial a Gmail fue la velocidad con que permitía compartir adjuntos, o realizar búsquedas en un archivo enorme. Hasta entonces, en muchos casos, lidiar con el correo electrónico era un gran dolor de cabeza, sobre todo en servicios gratuitos con conexiones que en muchos casos aún no contaban con banda ancha. Un detalle de su lanzamiento, y que duró hasta 2007, es que para registrarnos en el servicio, hacía falta contar con una invitación de otro usuario que formara parte de la plataforma. Al principio eran algo escasas, pero luego se propagaron rápidamente, y cada cuenta venía con 100 invitaciones para repartir. Dos años después de abrirse a todos, Gmail eliminó su etiqueta de “Beta”. Sin dar apenas problemas, no fue considerado un servicio estable por Google durante cinco largos años. Gmail cambió la forma en que nos enfrentábamos al mail con una búsqueda robusta y mucha velocidad. Android le hizo expanderse de forma incluso más masiva.

Gmail también es historia viva de Google. Con el servicio comenzó su gran ecosistema, y de sus grandes servicios actuales, fue el primero que comenzó a configurar el futuro lleno de datos de los usuarios en manos de la compañía cambiando la publicidad para siempre. Además, tampoco puede Android no puede vivir sin Gmail. El hecho de que desde el nacimiento del sistema operativo móvil fuese necesario utilizar una cuenta para descargar aplicaciones en el Android Market, que luego sería la Google Play Store, hizo que el uso de Gmail subiera como la espuma. También es importantísimo en ese sentido el hecho de que sus cuentas comenzaran a hacerse obligatorias para iniciar sesión en YouTube.

Tras arrebatarle la hegemonía a Hotmail (ahora Outlook), Gmail se ha convertido, en el mundo occidental, pues en China no está disponible, en sinónimo de correo electrónico.

Para celebrar el quinceañero por todo lo alto, Gmail incorporó ciertas funciones: 

  • Smart Compose: Estarádisponible en teléfonos celulares con sistema Android para aquellas personas que escriben en español, francés, italiano y portugués. Smart Compose, una función desarrollada con tecnología de Inteligencia Artificial (IA) y que ahorra que más mil millones de caracteres sean introducidos manualmente por semana. Además de expandirse a celulares, Smart Compose también incorpora sugerencias de títulos para los emails y de saludos que sean apropiados para cada persona.
  • Otra de las implementaciones será la posibilidad de programar fecha y hora de envío de correos electrónicos, esto con el fin de potencializar la productividad de las personas en el mundo laboral sin la necesidad de incomodar con el envío de correos electrónicos a horas inapropiadas. Algo bastante útil, por ejemplo, si se trabaja desde diferentes zonas horarias.
  • Por último, Gmail permitirá hacer diferentes actividades sin la necesidad de salir de su plataforma, ejemplo de esto es editar comentarios en Google Docs y enviar itinerarios de hoteles por medio de Google Hotels.

Sin embargo, existe cierta preocupación de que en un futuro próximo, Gmail se vaya cerrando más y más y deje de compartir funciones con otros servicios de correo electrónico. En 2014 introdujeron Gmail API, y en estos últimos días han mostrado la integración con AMP, lo que permite la llegada de los correos electrónicos interactivos. Google afirma que esta novedad podrá ser implementada por otros servicios.

C.